Las 5 mejores cintas para correr

En estos tiempos de distanciamiento social, muchas personas prefieren entrenar en la comodidad de sus hogares, siendo las máquinas para hacer ejercicio una opción ideal para esto. Dentro de los diversos tipos de máquinas, encontramos las cintas para correr, por todos los beneficios que ofrecen para ejercitarnos sin salir de casa. ¿Quieres conocer cuáles son las mejores? ¡Continúa leyendo!

Las 5 mejores cintas para correr del 2021

No products found.

Tipos de cintas para correr

Antes de entrar en materia, debes saber qué las cintas para correr son máquinas para hacer ejercicio, que se pueden ubicar cómodamente en el hogar, y sirven para caminar o correr de manera estática, es decir, sin salir del lugar donde se entrena. En la actualidad, estas son las máquinas ideales para los usuarios que desean ejercitarse, siendo tan populares como las bicicletas estáticas o las bicicletas eléctricas.

La diferencia principal entre correr de manera común y correr en una cinta es que, al aire libre el cuerpo es el que genera el impulso, haciendo que haya una variación y desequilibrio de varios factores. Sin embargo, la cinta de correr se mueve hacia la persona que entrena, manteniendo un ritmo estable y equilibrado.

Ahora, hablando de los tipos de cintas para correr, existen diversos modelos que en la actualidad son bastante populares en el mercado. Sobre cada uno de estos te hablaremos a continuación:

Cintas para correr manuales

Las cintas para correr manuales, destacan por ser las primeras en salir en el mercado de entrenamiento casero y estático. Básicamente al usar este tipo de cintas, el corredor se debe situar sobre la misma, y empezar a caminar o a correr mientras arrastra e impulsa la cinta con su propio movimiento.

Cabe destacar que, la velocidad se determina por el nivel de movimiento que el corredor decida ejercer. Además, el nivel de dificultad en cuanto a las pendientes se refiere, puede ajustarse de manera manual. Una gran ventaja de estas cintas, es que son más económicas que otros modelos, especialmente porque no cuentan con un motor eléctrico integrado.

Cintas para correr plegables

Tal como lo indica su nombre, se trata de un tipo de cintas que se pueden plegar sobre sí mismas cuando no se van a utilizar. Al tener una estructura muy articulada, su manipulación es bastante sencilla, siendo ideales para las personas que no tienen mucho espacio en casa.

Cintas para correr autopropulsadas

Las cintas para correr autopropulsadas son las más comunes en la actualidad, por lo que es bastante común encontrarlas en numerosos centros de entrenamiento (tal como los gimnasios). Estas destacan por contar un motor eléctrico que permite al corredor posicionarse sobre la cinta, seleccionando la velocidad y la dificultad con la que quiere caminar, trotar o correr.

Cintas para correr autopropulsadas

Cintas para correr fijas

Se trata también de un modelo de cintas para correr bastante popular, que suele verse tanto en gimnasios, como en los centros deportivos. Estas se caracterizan por ser grandes y pesadas, por lo que no suelen ser la mejor opción, si lo que quieres es ejercitarte desde casa.

Sin embargo, en términos de ergonomía y calidad de ejercicio, son las mejores. Estas cuentan con numerosos programas y entrenamientos integrados en su tecnología, brindando una amplia variedad para que puedas elegir el que mejor se adapte a tu rutina.

Cintas para correr magnéticas

Este tipo de cintas no tienen motor, y su modo de uso es casi igual al de las cintas para correr manuales. Sin embargo, destacan por ser muy livianas. Si lo que estás buscando es realizar caminata o trotes suaves, sin lugar a dudas esta es la mejor opción, ya que, al correr a altas velocidades, pueden perder estabilidad.

Cintas para correr motorizadas

Las cintas para correr motorizadas suelen parecerse a las cintas de correr autopropulsadas, ya que funcionan a través de la velocidad que se elija. Estas suelen recomendarse para las personas que entrenan de manera continua (sobre todo porque para principiantes son bastante peligrosas, debido a que si la persona para bruscamente en la cinta, se puede caer o tropezar).

Beneficios de utilizar las mejores cintas para correr

Hacer ejercicios en cintas para correr ayudará a trabajar de manera adecuada y constante el tren inferior del cuerpo. Permitiendo que este se active, y mejore el rendimiento del sistema cardiovascular del cuerpo humano.

Además de lo recién mencionado, entre algunos otros de sus beneficios podemos encontrar los siguientes:

  • Se pueden a cualquier hora, y sin importar la condición climática, ya que, al estar en espacios interiores, nos permiten ejercitarnos sin mayor problema.
  • Mejoran significativamente la técnica de carrera, siendo ideales para aquellos deportistas que desean entrenar de manera continua para mejorar sus capacidades.
  • Reducen la presión arterial y aumentan la capacidad respiratoria.
  • Tonifican todos los músculos del cuerpo, además de oxigenar los tejidos y la piel.
  • Reducen de manera considerable la probabilidad de sufrir lesiones en las articulaciones.
  • Ayudan a bajar de peso a través de la quema de calorías.

Beneficios de correr en cinta

Además de lo anterior, estas también benefician mucho a la salud mental. Ya que caminar, trotar o correr, resulta efectivo para prevenir y disminuir los síntomas de ansiedad. Incluso, estas también pueden ayudar a mejorar la autoestima y la confianza en nosotros mismos, especialmente al comprobar los cambios físicos que trae consigo la práctica de ejercicio frecuente.

¿Qué músculos se trabajan en las cintas para correr?

Al ser un ejercicio de cardio, se ejercita de manera integral todo el cuerpo. Sin embargo, de manera específica, la cinta de correr trabaja específicamente las siguientes partes de nuestro cuerpo:

  • El sistema cardiovascular.
  • Los bíceps y los glúteos.
  • Los gemelos y los extensores de cadera.

Además, también se trabajan los abdominales inferiores y superiores, los flexores de rodilla, tríceps, deltoides, así como los abdominales dorsales y oblicuos.

Algunas desventajas de utilizar cintas para correr

La principal desventaja de utilizar una cinta para correr es que no es tan dinámica, debido a que se corre siempre en el mismo sitio. Lo cual hace que pueda convertirse una actividad muy repetitiva, e incluso aburrida para algunas personas.

Otro punto negativo es que las zancadas o pasos se suelen acortar bastante, porque existe el miedo de obtener algún golpe de la barandilla delantera, o de pisar mal y caerse.

¿Cómo elegir las mejores cintas para correr?

Si tienes pensado comprar una cinta para correr para tu hogar, te recomendamos tener en cuenta los siguientes aspectos, para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y requerimientos:

  • Ten presente la seguridad que te ofrece la cinta (partiendo del hecho de su uso, es decir, si la utilizarás para caminar, trotar o correr, así como si eres principiante, o “profesional”).
  • Investiga sobre su inclinación (mientras mayor sea esta, mayor será la dificultad del entrenamiento).
  • Asegúrate de que cuente con unos buenos amortiguadores, así no se verán afectadas tus articulaciones.

Además de lo anterior, vale la pena tener en cuenta el peso y velocidad de la cinta, así como las funciones electrónicas que incluya, y claro está, su precio. De esta manera, podrás elegir una buena opción, que se adapte de la mejor manera a tu plan de entrenamiento.